Subió un 30 % la población de tigres salavajes en los últimos cuatro años. 



Una buena noticia para los amantes y protectores de la fauna salvaje: el número de tigres registró un aumento del 30% en los últimos cuatro años en la India, donde habita la mayoría de ejemplares de esta especie. Según el último censo oficial, había 2.226 tigres en la India en 2014, comparado con los 1.706 de 2010.

El ministro de Medio Ambiente, Prakash Javadekar, se felicitó de este “gran éxito”, en momentos en que el país trata de hacer frente a los cazadores furtivos y contrabandistas que venden partes del felino al mercado lucrativo de la medicina tradicional china, así como a la destrucción del hábitat natural de los animales por el crecimiento urbano.

“Mientras cae el número de tigres en el mundo, éste sube en India”, dijo el ministro, atribuyendo el aumento a la mejora de la gestión de las más de 40 reservas en el país, que concentra el 60% de la población mundial de este animal.

Pese al éxito de los recientes esfuerzos, el número de tigres actuales está lejos del dato de 2002, cuando se estimaba en 3.700, y muy lejos de los 40.000 ejemplares que se cree vivían en la India en el momento de su independencia de Gran Bretaña, en 1947.