No es de marcar muchos goles Xabi Alonso, pero esta noche ha hecho uno de los mejores de su carrera sin duda alguna. El centrocampista vasco del Bayern Múnich ha fabricado una obra de arte en el duelo copero frente al Darmstadt. El mediocentro controló un balón rechazado en la frontal del área con un toque de clase para, acto seguido, conectar una potente volea que empotró el balón en la escuadra de la portería rival. Un gol magnífico que, de haberse producido antes, habría luchado por convertirse en el mejor del ejercicio.


Más información en ABC.COM